Comprar a granel: pasado, presente y futuro

La compra a granel, la de toda la vida, se había convertido en un lejano recuerdo de la infancia de los más veteranos. Sin embargo, la preocupación por la salud y la sostenibilidad medioambiental están modificando nuestras costumbres. Cada vez son más las personas que prefieren comprar productos no envasados, de cultivo orgánico y sin aditivos químicos.

Últimamente se habla mucho del impacto que el abuso del plástico está teniendo en los mares y, como consecuencia, en nuestra salud. Y no solo por lo que se refiere a la necesidad de reducir el empleo de plásticos de un solo uso.

La sociedad está dando un giro hacia el consumo responsable, hacia un modo de vida más sostenible. Comprar a granel es una de las formas de conseguirlo. Esta costumbre, que prácticamente se había extinguido, supone importantes beneficios medioambientales, sociales y económicos.

Comprar a granel: ventajas para el consumidor, el productor y el medio ambiente

  • Permite reducir el uso de envases innecesarios. Además de las bolsas del supermercado, casi el 40% del plástico fabricado se emplea para envases.
  • Sirve para fomentar el pequeño comercio y la economía local. La compra en las tiendas de barrio y en los mercados de toda la vida ayuda a dar trabajo a muchas familias.
  • Ayuda a reducir la huella de carbono. Las tiendas que venden a granel compran, a su vez, en grandes cantidades, lo que implica menos contaminación por transporte de mercancías.
  • Evita el desperdicio de alimentos. Los envases propician que compremos más de lo que necesitamos y que, como consecuencia, los alimentos una vez abiertos se estropeen.
  • Nos ayuda a comer más sano, puesto que muchos de esos alimentos proceden de agricultura ecológica, muchas veces de pequeños agricultores de la zona.
  • Se ahorran costes de producción, ya que se suprime la necesidad de invertir en diseño y packaging.
  • Se reduce la cadena de distribución, lo que supone mayor beneficio para el productor y el pequeño comercio, al tiempo que mayor ahorro para el consumidor.

Estas son solo algunas ventajas de comprar alimentos a granel. Existen algunas comunidades de consumidores conscientes de este cambio de hábitos, por lo que que han empezado a crear mapas colaborativos donde es posible encontrar iniciativas y comercios de consumo responsable.

Compra a granel en Barcelona
Mapa de comercios de consumo responsable en Barcelona

Aunque parezca imposible, todos y cada uno de nosotros podemos hacer pequeños cambios en nuestros hábitos de consumo para reducir el uso de envases, especialmente aquellos que son de plástico o que difícilmente se pueden re-usar o reciclar.

Lavar sin detergente para reducir envases de plástico y el uso de químicos que acaban en el mar

La limpieza del hogar y el lavado de la ropa son dos de los hábitos que podemos cambiar para reducir la compra de envases para detergentes y suavizantes, u otros productos utilizados en la limpieza de baños y suelos. Unos hábitos que además generan químicos que acaban en el mar cada día. Afortunadamente, crece la tendencia a limpiar con productos naturales y a usar sistemas de lavado sin detergente.

Wöxi aporta su granito de arena a la sostenibilidad con su sistema ecológico de lavado de ropa y limpieza del hogar. Su tecnología, basada en la generación de oxígeno activo (ozono), descompone la suciedad y desinfecta sin generar residuos tóxicos.

¿Te animas a descubrir la limpieza ecológica del futuro presente?

También te puede interesar