Turismo responsable y sostenible. Cómo viajar con el menor impacto

turismo responsable

El turismo es una actividad beneficiosa para la economía de y el desarrollo. Además, viajar es una fantástica experiencia que nos sirve para conocer otras culturas y otros paisajes. Pero, por desgracia, también puede causar un impacto negativo en la naturaleza, en las ciudades y en las zonas rurales. De ahí que cada vez más se hable de turismo responsable.

Como turistas, todos tenemos responsabilidades. Esto significa que cuando viajamos a un lugar, ya sea cerca de casa o en el otro extremo del mundo, debemos respetar una serie de normas no escritas para no dejar más huella que nuestra pisada.

Son pequeños gestos que contribuyen a que todos podamos seguir disfrutando y creciendo gracias al turismo. ¿Quieres conocerlos?

10 consejos para realizar turismo responsable y sostenible

Estas son las recomendaciones para hacer turismo desde una perspectiva sostenible y responsable.

1. Infórmate sobre el destino

Cada lugar tiene unas costumbres, unos valores y una cultura que no tiene por qué coincidir con la tuya. Antes de viajar conviene que conozcas los aspectos esenciales de tu destino, incluyendo las leyes, para no molestar ni perjudicar a nadie. Y si quieres hacer fotos a las personas, pide permiso antes. Recuerda que no son parte del paisaje.

2. No alteres el medio natural

La naturaleza es uno de los bienes más preciados de nuestro planeta. Aprende a disfrutar de ella sin alterarla. Esto incluye disfrutar del silencio de los bosques, no molestar a los animales, no arrancar plantas, no coger arena o piedras y, por supuesto, no dañar ni comprar especies protegidas como el coral.

turismo responsable consejos

3. Reduce, recicla y reutiliza

No debes arrojar basura en ningún lugar no destinado a ello. Si en tus excursiones no hay papeleras o contenedores, lleva tus residuos contigo hasta que puedas deshacerte de ellos en el lugar apropiado.

Es recomendable llevar envases reutilizables. Existen multitud de botellas de agua reutilizables que puedes rellenar en fuentes de hoteles y restaurantes de manera gratuita. Si viajas a zonas donde el agua del grifo no es potable, puedes utilizar inventos como LifeStraw, que gracias a su filtro elimina el 99,99% de las bacterias que pueda haber en el agua.

En la mayoría de hoteles ya informan al usuario sobre cómo dejar las toallas después de la ducha para que el servicio de limpieza no las reemplace cada día. Si no, siempre puedes informar al hotel que no quieres que las cambien tan a menudo.

4. Elige medios de desplazamiento menos contaminantes

Utiliza siempre que puedas el transporte público colectivo (metro, autobús, tren) para contribuir a la protección del medio ambiente. Para moverte a tu aire, lo mejor son los medios de transporte no motorizados, como la bicicleta, o, en su defecto, coches eléctricos.

5. Haz tus compras en el comercio local

Compra artesanía, alimentos típicos de la zona y evita las grandes cadenas de restaurantes.
Además de conocer productos de otras regiones, comprar en el pequeño comercio contribuye al sostenimiento de la economía local.

6. Elige responsablemente

En la medida de lo posible, elige operadores turísticos, compañías aéreas y alojamientos respetuosos con el medio ambiente. Averigua antes qué impacto medioambiental tienen las empresas y comprueba los certificados de los hoteles.

7. No malgastes los recursos naturales

Abrir el grifo y que salga agua es un gesto normal para nosotros pero en algunas zonas es todo un lujo. Por tanto, evita malgastar recursos como el agua, la electricidad o el gas. Procura reducir el uso de plástico evitando los envases de un solo uso.

8. Denuncia

Si en algún momento eres testigo de una situación grave, como venta ilegal de animales o explotación de personas no dudes en comunicarlo al tour operador o a las autoridades del lugar.

Como ves, para ser un turista responsable solo hay que poner en práctica acciones muy sencillas. ¿Cuál será tu próximo destino?

También te puede interesar